La Ópera Popular de Viena o Volksoper

Hoy quiero hablaros de la Ópera Popular de Viena también conocida como el Volksoper de Viena, la segunda casa de la ópera más importante de la capital austríaca. Fue diseñado por el arquitecto Franz Freiherr von Krauss y Alexander Graf. Este peculiar edificio fue inaugurado en 1898 en conmemoración del 50 aniversario del emperador Francisco José . Por este motivo fue bautizado como “Kaiser Jubiläums Stadttheater”. Adornan su fachada dos esculturas de Othmar Schimkowitz, aunque antiguamente también tenía doce relieves de Georg Leisek que se han perdido. En sus orígenes acogía obras de teatro, aunque no pasaría mucho tiempo antes de que comenzara a programar las primeras óperas y operetas, concretamente en 1903. Fue tal el éxito que obtendrían este género musical que terminarían por rebautizarlo como con el nombre actual.

El Wiener Volskoper en 1898

El Wiener Volskoper en 1898

El Wiener Volksoper supo incluir en su programa artistas de renombre internacional. Este hecho haría que a pesar de ser un recién llegado al ámbito musical europeo fuera tenido en cuenta entre los grandes recintos líricos. Así, en 1907 se estrenaría Tosca de Puccini,  y en 1910 la Salomé del gran maestro Richard Strauss. En aquellos años pisarían su escenario artistas de la talla del tenor austríaco Richard Tauber (1891-1848), la soprano Maria Jeritza (1887-1982), la cual estuvo íntimamente ligada a la Ópera Estatal de Viena entre los 1912 y 1935, o el gran tenor alemán Leo Slezak (1873-1946).

En la actualidad la Ópera Popular de Viena es el primer teatro del mundo en cuanto a representaciones de operetas, un género musical muy apreciado por los austríacos derivado de la ópera, más ligero que ésta, en el que suelen intercalar un pieza bailable de vals. La opereta más famosa es sin duda El murciélago compuesto por Johann Strauss hijo en 1874.

El Volksoper de Viena llega a acoger más de un centenar de este tipo de representaciones cada año, de un total de 300 actuaciones que reúne en su programa.

Programa 2017/2018 del Wiener Volksoper

Representación del musical Gypsy

Entre los eventos programado en la Ópera Popular de Viena para esta temporada 2017-2018 están previstos espectáculos como Gypsy de Jule Styne -considerado por los críticos el mejor musical estadounidense, que ha tenido un enorme éxito en Londres o en Broadway-, óperas de Verdi como Los bandidos,  La flauta mágica de Mozart o el ballet de Héctor Berlioz Romeo y Julieta, así como gran cantidad de operetas de Strauss (El murciélago, Una noche en Venecia, etc.) y de otros compositores.

En este enlace puedes descargar el programa completo del Wiener Volksoper.

Información práctica para visitar la Ópera Popular de Viena

Ópera popular de Viena

Ópera popular de Viena © WienTourismus:Christian Stemper

No exigen ir formalmente vestidos para poder acceder a las representaciones del Wiener Wolskoper, permitiendo el acceso incluso con vaqueros.

– Tienen un guardarropa el cual es muy útil si llevas alguna maleta o bolso porque tienes que volar el mismo día de tu visita. Has de tener presente que no permiten el acceso a la sala con mochilas o bolsas grandes, siendo obligatorio el uso del guardarropa. El precio es poco más de un 1€ por persona.

– El acceso suele abrir media hora antes de que comience la actuación. Te aconsejo que vayas con tiempo para poder echar un vistazo al interior antes de que comience el espectáculo. Debes saber que no podrás entrar una vez comenzada la representación, debiendo esperar a alguna pausa.

Volksoper

Volksoper © WienTourismus: Christian Stemper

– Existe una pantalla en la que aparecen subtítulos en inglés (en la mayoría de los casos), lo cual facilita seguir parte de las operetas que por lo general son en alemán.

– En general es accesible a personas de movilidad reducida, con aparcamiento reservado y gratuito junto a la entrada principal. También tiene ascensor y rampas, además de tener reservados varios espacios para poder asistir en silla de ruedas en algunas partes de la sala, junto con un asiento reservado para el acompañante. Hay localizados aseos accesibles junto a los vestuarios. Las personas con discapacidad podrán disfrutar de un 50% de descuento, así como un acompañante.

– Está prohibido tomar fotografías y, como es natural, el uso de teléfonos móviles.

– En el descanso o antes de comenzar el concierto es posible tomar algo en el buffet, como una copa de champán, un chocolate caliente, un sandwich o algún canapé. No obstante, cerca del Volksoper hay una amplia oferta de restaurantes y cafés para poder recuperar fuerzas al terminar la función. Por citar algunos están el restaurante Roth, un moderno local con cocina austríaca, el Café Weimar con un servicio rápido a pocos metros, el Tulsi, un original restaurante hindú.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Joan Torres

Viatger, blocaire i optimista empedreït. Lector d'amagat i pare a jornada completa. Viajero, blogero y optimista empedernido. Lector a hurtadillas y padre a jornada completa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *