Consejos sobre cómo hacer una maleta

En estas líneas quiero enseñarte cómo hacer una maleta para ayudarte con una de las partes más complicadas a la hora de preparar un viaje. Para preparar este artículo me he basado en mi propia experiencia como viajero y en algunos artículos que he leído al documentarme, los cuales me han parecido de utilidad.

Pon sobre la cama la ropa y el dinero que pienses llevar. Ahora quita la mitad de la ropa y añade el doble del dinero

Personalmente a la hora de preparar una maleta sigo una recomendación que me dieron hace muchos años: «Pon sobre la cama la ropa y el dinero que pienses llevar. Ahora quita la mitad de la ropa y añade el doble del dinero.» O lo que es lo mismo: «Menos es más». Viajar ligero de equipaje tiene muchas ventajas: puedes llevar tu maleta como equipaje de mano, minimizando el riesgo de pérdida de equipaje, eliminando tiempos de espera o sobrecostes de facturación. Además puedes moverte con mayor libertad en las conexiones aéreas, en el tranporte público o por las ciudades.

Te hemos preparado una infografia con los puntos más destacados (haz clic en la imagen para ampliarla)

10 consejos sobre cómo hacer una maleta

Consejos de como hacer una maleta

1_ Haz una lista

Esta norma es aplicable a muchas cosas en la vida. Cuando uno tiene una lista que ha meditado previamente, y se ciñe a ella, no suele encontrarse con sorpresas. Las listas tienen otra ventaja: puedes guardarlas de un año para otro y así irla perfeccionando. En mi caso tengo listas para cada tipo de viaje (camping, rutas en bici, etc.) Aquí te dejo la checklist que utilizo para los viajes en bici, por si puede ayudarte:

Checklist rutas en bici

2_ Elimina objetos «porsi»

Cuando hagas la lista piensa en las cosas que realmente vas a necesitar. Aquellas otras que estás pensando llevar «por si acaso», somételas a una reflexión a fondo. Piensa en la probabilidad de que se produzca ese hecho fortuito, así como en la posibilidad de conseguir dicho objeto en el destino en caso de ser necesario.

3_ Elige bien el formato de la maleta

No es lo mismo llevar una mochila que una maleta, así como el tamaño del equipaje. Ya sabes que según las medidas te permitirán subirlo contigo o te obligarán a facturarlo. Para pensar el formato piensa en los siguientes puntos

– Tipo de viaje: si vas a tener que usar transporte público con frecuencia es muy útil tener las manos libres por lo que una mochila sería una buena elección.

– Tipo de alojamiento: En el caso de que debas cambiar con frecuencia de hotel yo te recomendaría una maleta la cual te permita el acceso a todo el contenido sin tener que deshacerla entera. Es decir, que puedas usarla como armario con sólo abrir y cerrar.

4_ Haz encajar las piezas

Al meter todo lo que necesitas debes ser muy cuidadoso con eliminar espacios libres. Por ello haz tu maleta como si fuera un puzzle: donde veas un espacio pequeño, busca aquello que mejor encaje en él. Este punto está estrechamente relacionado con el siguiente.

5_ Mete cosas en los zapatos

Siguiendo con la filosofía de eliminar espacios libres, uno de los menos utilizados suele ser el interior de botas y zapatos. En ellos es posible introducir calcetines, ropa interior y muchos otros artículos, previamente envueltos en bolsas de plástico.

6_ Utiliza bolsas de congelados

Las bolsas herméticas que se venden para congelar alimentos son una excelente opción para proteger multitud de cosas:

– Permiten tener la ropa interior seca en el caso de viajes de aventura «moviditos» en los que la maleta puede terminar en un charco o en el fondo de una canoa.

– Los documentos sensibles (pasaporte, dinero, tarjetas…) no terminarán empapados en el caso de que te caiga una tormenta tropical.

– Si metes en este tipo de bolsas los botes de cremas y champús estarás protegiendo a la ropa que los rodea de posibles reventones.

7_ Lleva puesta la ropa que más abulte

En el caso de tener que ir a lugares fríos lo mejor que puedes hacer es llevar encima las piezas de ropa más voluminosas como abrigos, botas, etc. De esta manera ahorrarás una parte importante de espacio dentro de la maleta. Piensa que siempre es más cómodo llevar un abrigo en la mano que cargar todo el viaje con un maletón.

8_ Pon un candado a tu equipaje

Esta norma que a muchos nos parece básica la he tenido que recordar a varios compañeros de viaje. Un candado no protege al 100% (son pequeños y fáciles de romper) pero te avisan de si tu equipaje ha sido violado. Lo ideal para mí son candados de contraseña numérica pues no utilizan llave, por lo que eliminamos el riesgo de perderla.

9_ Haz un seguro de pérdida de equipaje

Partiendo de la base de que nunca debemos meter cosas de valor en las maletas que debamos facturar como joyas, aparatos electrónicos, etc, sí es muy importante contratar un seguro de equipaje. Cada contrato es diferente por lo que lo mejor siempre es ponerse en manos de un agente de viajes profesional. No obstante la mayoría suele cubrir el robo, la pérdida o las averías y daños de las maletas. Los objetos de valor se cubren en un porcentaje de lo declarado que suele situarse en torno al 50%. Puedes, eso sí, contratar coberturas adicionales.

10_ Enrolla, no dobles

Las camisetas, pantalones y la ropa en general ocupa menos espacio y no se arruga tanto si se enrolla que si la doblamos siguiendo el sistema tradicional.

ⓒ Fotos:
Flickr K Kendall
Flickr twentymindsomething
Getty Images/Diane Macdonald

Joan Torres

Viatger, blocaire i optimista empedreït. Lector d'amagat i pare a jornada completa. Viajero, blogero y optimista empedernido. Lector a hurtadillas y padre a jornada completa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *