Cómo protegerse del frío en bici

A quienes nos gusta la bicicleta no nos pararán unos cuantos grados bajo cero, ¿verdad? Pero sí es importante salir bien preparados para evitar lesiones, accidentes o un resfriado que nos obligue a apearnos durante una semana como mínimo. Por eso os traigo unos cuantos consejos sobre cómo protegerse del frío en bici que, o bien he utilizado, o bien he ido recopilando de otras páginas especializadas en el tema. Como siempre os animo a que compartáis en los comentarios del final vuestra propia experiencia o los trucos que utilizáis ya que serán de utilidad para otras personas.

Cómo protegerse del frío en bici

Sam Javanrouh

No descubro nada nuevo si os digo que la clave está en abrigarse. La forma en la que protejamos nuestro cuerpo será crucial para disfrutar de nuestra salida. Muchas personas tienen la tendencia de utilizar piezas de ropa gruesas, sobre todo aquellos con poca experiencia. La primera norma para protegerse del intenso frío al ir en bici es vestirse como una cebolla, por capas. Siempre es mejor llevar dos maillots finos que uno grueso, pues tan malo es el frío como el sudor cuando hay bajas temperaturas, ya que al mezclarse con el aire frío descenderá más rápidamente nuestra temperatura corporal. Al utilizar diferentes piezas podemos ir quitándonoslas según cómo evolucione nuestra sensación térmica.

Forma de abrigarse

Teppo Moisio

Las prendas que utilices deberían estar ajustadas al cuerpo, dado que las tallas demasiado grandes no conservan tanto el calor y, además, son menos aerodinámicas. Es importante tener en cuenta que al salir de casa has de tener una cierta sensación de frío ya que tu cuerpo aumentará de temperatura. Yo suelo abrigarme como si hubiera 4º C más de los que marca el termómetro. Los expertos recomiendan tres capas:

– Una camiseta interior que estará en contacto con nuestra piel. Ha de ser muy transpirable para que permita la evaporación del sudor. Los días de frío intenso puedes ponerte una segunda camiseta.

– El maillot que utilices habitualmente con el que podrás mantener la temperatura corporal.

– Una capa impermeable la cual evitará la pérdida de calor al impedir la entrada de aire. Esta prenda es para los días de frío intenso y puedes utilizarla durante los primeros kilómetros hasta que tu cuerpo genere suficiente calor por sí mismo.

Complementos para protegerse del frío en la bicicleta.

Orejeras: la ventaja de llevarlas en lugar de un gorro es que permiten una mejor evaporación del calor. De esta manera tendrás menos sudor en la cara y en el cuello. La protección de los oídos es de gran importancia con el fin de evitar las otitis. Por ello es muy importante llevar algodón para impedir la entrada del viento. Este material tiene una ventaja añadida sobre otros tipos de tapones y es que al ser menos denso no te impedirá escuchar a otras personas o a los coches que circulen cerca de ti.

– Pañuelo tipo buff: es muy útil ya que según cómo lo pongas puedes usarlo para tapar el cuello, la boca y las fosas nasales, o bien puedes ponértelo en la cabeza como si fuera un gorro. Hay muchas maneras en las que puedes colocarte esta sencilla prenda, como puedes ver en este vídeo:

Guantes: probablemente la pieza más importante de todo el equipo porque las manos, además de estar muy expuestas al viento frontal son la parte del cuerpo encargada de proporcionarte una conducción segura. Si no las tienes bien protegidas perderás sensibilidad y precisión en las frenadas. Es el complemento en el que más vale la pena gastarse un poco de dinero extra para tener unos de mejor calidad. Si el frío no es exagerado, unos que lleven membrana cortavientos no demasiado gruesos deberían ser suficientes. En caso de un frío más extremo se pueden utilizar unos guantes de esquiar o alguno de los trucos que menciono más adelante.

Zapatos de invierno: En el caso de que utilices pedales tradicionales lo más recomendable es ponerse unas botas gruesas que te aíslen del frío. Si por el contrario utilizas calas te aconsejo poner unos cubrebotas de neopreno. En cualquier caso no olvides nunca salir con un par de calcetines de repuesto.

Gafas protectoras: con el frío los ojos están más sensibles por lo que conviene llevar unas gafas de sol. El inconveniente es que se empañarán con facilidad, por lo que se puede utilizar algún líquido anti-vaho (se encuentra en tiendas especializadas de submarinismo o de natación). También mejora la visibilidad utilizar para esos casos gafas cristales transparentes.

– La protección de la zona lumbar es muy importante mediante una prenda protectora. Si no, al menos, asegúrate de tener bien introducida la camiseta interior en los pantalones. También te aconsejo usar calcetines altos que protejan las pantorrillas para que la sensación de frío no sea tan acusada.

Trucos para combatir el frío.

El frío es uno de los enemigos de los ciclistas, junto con el viento y la lluvia. Normalmente solemos ir preparados, pero a veces podemos encontrarnos con él de forma inesperada, por lo que algunos trucos pueden serte muy útiles.

– Utiliza papel de periódico: Cuando debas enfrentarte a un descenso o a un viento en contra, una de las soluciones que más utilizan los ciclistas profesionales es meterse papel de periódico dentro de la ropa. Además de ser un aislante térmico excelente, absorberá el sudor del cuerpo.

– Pon fundas protectores de motorista: una buena opción para proteger tus manos es montar en el manillar unas fundas en las que introducir tus manos. No sabes el alivio que pueden llegar a darte los días de frío extremo.

Rex Roof

– Utiliza guantes de gasolinera: los de plástico que están disponibles en las gasolineras son una muy buena opción para frenar el viento o impermeabilizar las manos los días de lluvia.

– Otra alternativa para proteger las manos de la lluvia y del frío es ponerse guantes de neopreno de buceo.

– Lleva un gorro de ducha para ponerlo encima del casco y protegerte de las inclemencias del tiempo.

Forra tus pies con plástico de cocina: Envolverse el calzado con este tipo de material hará que llegues con los pies secos y calientes.

Calienta la ropa previamente: Poner la ropa durante la noche encima del radiador es una solución que ya me enseñó mi abuela. Es una buena ayuda para que tu organismo regule mejor la temperatura y un estímulo extra si has de madrugar para salir a pedalear.

– Usa la saliva en caso de que se te empañen las gafas: los que buceamos sabemos que es un buen remedio contra el vaho. Puedes poner un poco en el interior; aunque pierdas visibilidad siempre será mejor que llevar los cristales empañados.

Corey Templeton

– Lleva un termo con algo caliente: A parte del agua necesaria para mantenerte hidratado (ten en cuenta que al ir abrigado perderás más líquidos), es muy recomendable llevar café o caldo. Resulta muy reparador introducir algo caliente en el cuerpo.

No tengas prisa al comenzar: No olvides que nuestros músculos necesitan calentarse. Comienza a pedalear tranquilamente para que puedan ir preparándose para el trabajo que les exigirás, dado que el riesgo de lesiones es mucho mayor con bajas temperaturas.

– Lleva una carga extra de comida: Los días de bajas temperaturas nuestro organismo consume más calorías al estar obligado a realizar un esfuerzo extra. Por ello es importante que mantengas el nivel de glucosa, además de la hidratación que antes mencionaba.

En fin, hasta aquí estas recomendaciones sobre cómo protegerse del frío en bici. Espero que te hayan sido útiles y, como te decía antes, cualquier comentario nos será de gran utilidad para completar esta lista.

ⓒFotos:
Teppo Moisio
Rex Roof
Sam Javanrouh
Corey Templeton

Joan Torres

Viatger, blocaire i optimista empedreït. Lector d'amagat i pare a jornada completa. Viajero, blogero y optimista empedernido. Lector a hurtadillas y padre a jornada completa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *