Gimmelwald: El secreto mejor guardado de Interlaken

Cuando uno hace una escapada a Interlaken  ha de asumir que no le será fácil ver todo lo que ofrece esta ciudad y la región que la envuelve. Tanto en verano como en invierno, Interlaken ofrece un amplio abanico de actividades, puntos de interés turístico, eventos culturales o deportivos… Por ello conviene tener claro qué es lo que no podemos perdernos.
El pueblecito de Gimmelwald es, para mí, uno de esos lugares. Situado a 1.363 m de altitud sobre el nivel del mar, esta pequeña joya alpina está guardada por las enormes cimas que la rodean, a los pies de la zona protegida de Jungfrau-Aletsch, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde el año 2007.
Esta pequeña aldea es inaccesible en coche, siendo necesario hacerlo a través del espectacular teleférico Schilthorn cuyas vistas se cuentan entre las mejores de toda la zona y del impresionante macizo del Jungfrau.
Los habitantes de Gimmelwald disfrutan de la tranquilidad que les ofrece vivir en un lugar tan inaccesible, lo cual les permite dedicarse a las dos actividades que sustentan la economía local: atender a los visitantes, ofreciéndoles su hospitalidad, y las actividades rurales (agricultura y ganadería). Entre estas últimas destacan las pequeñas plantaciones de heno con las que alimentan a sus pequeños rebaños de vacas. La comunidad, no obstante, participa en las labores de mantenimiento de las estaciones de esquí y del resto de estructuras comunitarias.
La oferta hotelera es muy reducida, lo cual impide la masificación en temporada alta, con un pequeño hotel, y otros alojamientos menores. Por ello siempre es recomendable viajar a Gimmelwald con la reserva asegurada.

Actividades en Gimmelwald

Esta pequeña localidad ofrece gran cantidad de opciones a los visitantes, independientemente de la época del año. Así, por ejemplo, en invierno es una opción muy interesante para quienes practicar deportes de nieve de una forma diferente, tranquila y sin las aglomeraciones de los centros de esquí más famosos. Gimmelwlad ofrece una conexión rápida y directa mediante teleférico con la región de Schilthorn, pudiendo llegar esquiando hasta la misma puerta de casa.
Los meses de verano las actividades al aire libre permiten a los viajeros que deciden parar en Gimmelwald disfrutar de paseos por senderos llenos de encanto, aptos para todo tipo de públicos, enmarcados en unos paisajes impresionantes. Hay una red de 7 caminos perfectamente señalizados, con diferentes dificultades y longitudes. En este enlace puedes descargarte un mapa detallado con todos ellos.
Otras instalaciones a disposición del visitante son el centro deportivo en el vecino pueblo de Mürren, con spa, piscina entre otras actividades; o las actividades para aventureros extremos como el paracaidismo, la escalada o el parapente; y, evidentemente, muchas propuestas para hacer rutas en bici por la región.

Joan Torres

Viatger, blocaire i optimista empedreït. Lector d'amagat i pare a jornada completa. Viajero, blogero y optimista empedernido. Lector a hurtadillas y padre a jornada completa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *