Qué ver en Nuremberg si viajas con niños

Hay muchas cosas que ver en Nuremberg, pues esta ciudad tiene una oferta turística a la altura de las principales ciudades europeas. Pero hoy querría centrarme en la oferta de esta ciudad para aquellos que estéis buscando un destino para visitar en familia o con niños pequeños.

La ciudad de Nuremberg

Castillo de Nuremberg

Se encuentra situada junto al río Pegnitz, el cual divide su centro histórico en dos, y es una de las principales ciudades del estado alemán de Baviera. Este río da mucha personalidad ya que, como ocurre con muchas otras ciudades medievales de estas características, el crecimiento urbanístico estuvo supeditado a la presencia del Pegnitz, diseñándose canales y puentes por las calles, para poder sortearlo. El casco antiguo está rodeado por una muralla de piedra de la época medieval, con cuatro puertas principales, que le aportan un encanto especial. En sus más de mil años de historia, Nuremberg ha dado personajes tan ilustres como Alberto Durero o Johann Pachelbel.

Las calles de Nuremberg

Una de las cosas que más llama la atención al visitante es la perfecta sincronización entre la ciudad y la naturaleza, ya que Nuremberg está rodeada de zonas agrícolas y bosques que se confuden con la gran cantidad de parques que se extienden por la ciudad. Esto es una gran ventaja cuando uno viaja con pequeños ya que son una muy buena opción para utilizarlos como zona de descanso y de juegos en mitad de las visitas turísticas.

Además, Nuremberg es un lugar ideal para visitarlo en bici ya que tiene una muy buena red de carriles de cicloturismo. De esta forma los niños suelen disfrutar más, y notan menos el cansancio que siempre supone el viajar.

Su historia se remonta a mediados del siglo XI cuando es citada por primera vez en algunos documentos de la época. Durante el siglo XIV Nuremberg destacó como centro tecnológico al producir gran cantidad de instrumentos científicos tales como compases, astrolabios o cuadrantes.

Los trágicos acontecimientos del siglo XX, especialmente la II Guerra Mundial, arrasarían gran parte de la ciudad, pero gracias a los esfuerzos de muchas organizaciones se logró reconstruirla y volver a dejarla con el esplendor anterior.

Qué ver en Nuremberg con los niños

Nuremberg tiene mucho encanto para los niños

Como os decía al principio, Nuremberg es una muy buena opción para aquellos que buscamos una escapada con los niños. Os recomiendo valorar, en función del tiempo que penséis estar, y de las actividades previstas, contratar las Nuremberg Cards, con las que tendréis incluido el transporte urbano y muchas visitas. En este PDF podéis descargaros un folleto con todo lo que incluye.

Entre otras propuestas os destaco las siguientes para visitar en familia:

Playmobil Fun Park

Hay que ver en Nuremberg el parque de Playmobil

Este parque temático es diferente al resto ya que el entretenimiento no se centra en atracciones sino en interaccionar con las figuras y las propuestas que uno va encontrando. Es como meternos en la sala que utilizábamos de pequeños para jugar con estos simpáticos muñecos, pero a tamaño real: su barco pirata, el castillo medieval, el poblado del Oeste, la granja… todo ello para que mayores y pequeños puedan vivir sus aventuras en primera persona.

El parque de Playmobil

Está dividido por zonas temáticas con entretenimientos para chapotear en el agua o para trepar por diferentes obstáculos. El parque está muy bien adaptado a los cambios climáticos de las diferentes épocas del año, ya que tiene zonas de juegos cubiertas.

Zoológico

La laguna de los delfines en Nuremberg

Está considerado uno de los mejores zoos de Europa, equipado con una laguna de delfines y otros mamíferos marinos como sus leones marinos y, sobre todo, los manatíes, sus animales más emblemáticos. Existen diferentes hábitats bien diferenciados en los que es posible contemplar de cerca, por ejemplo, a algunos ejemplares de osos polares y otros animales del Ártico, o acercarse a la flora y la fauna tropical con perezosos, diferentes especies de primates o a una impresionante colección de mariposas. Cabe destacar el gran trabajo que lleva a cabo con el EEP, el Programa Europeo para la Protección de Especies en Peligro, en el que participa con más de 30 especies del centro. Gran parte del zoo es recorrida por una réplica de un ferrocarril clásico a mitad de tamaño, con el que es posible moverse de una punta a otra, ahorrando a los niños algunas caminatas.

Museo del Juguete

Puede parecer raro, pero en este museo al final disfrutan más los padres que los propios niños. Nuremberg tiene una tradición muy importante como centro productor de juguetes, y ello se ve reflejado en el Museo del Juguete, en el cual se repasan los objetos para el entretenimiento infantil desde la Antigüedad hasta nuestros días. Como no podía ser de otra manera, en el último piso hay una zona en la que los niños pueden jugar con piezas del pasado.

Parque de los Sentidos

Este pequeño rincón situado dentro del parque Wöhrder Wiese es uno de mis lugares preferidos de Nuremberg. Agrupa unas cien atracciones que permiten a los niños interactuar con objetos, texturas y experiencias, tocando, disfrutando y aprendiendo. Sin darse cuenta estarán jugando mientras van experimentando con la ciencia y la física. Conviene que os informéis del calendario y los horarios antes de ir ya que sólo está abierto los meses de verano.

Centro histórico

Por último os querría recomendar un paseo por el casco antiguo de Nuremberg. Aunque al principio no parecería una actividad recomendada para niños, nuestros hijos siempre han disfrutado de este tipo de experiencias por zonas medievales ya que es una excelente opción para hacerles partícipes de la historia de una forma diferente. Una visita imprescindible es el Castillo de Nuremberg el cual, además de ofrecer unas impresionantes vistas de la ciudad, da la posibilidad de meterse en unas mazmorras medievales. Es muy educativo ya que ofrece una visión de la forma de vida de aquella época mediante la exposición “Emperador-Imperio-Ciudad” junto con una proyección de vídeo.

 

®Copyright de las imágenes

Imagen 1: Uwe Niklas
Imagen 2: Birgit Fuder
Imagen 3: Steffen Oliver Riese
Imagen 4,5: Playmobil
Imagen 6: CTZ Nuernberg

Joan Torres

Viatger, blocaire i optimista empedreït. Lector d'amagat i pare a jornada completa. Viajero, blogero y optimista empedernido. Lector a hurtadillas y padre a jornada completa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *