10 curiosidades sobre Egipto

Egipto es uno de los destinos preferidos por los viajeros desde siempre. Llamó la atención de romanos en la antigüedad y, más recientemente, los europeos han visitado este impresionante país desde hace más de 300 años.
Hoy en día, gracias al esfuerzo de las autoridades por dotar al país de un marco seguro y tranquilo, la afluencia de turistas comienza a llenar las calles del Cairo, las escalinatas de la pirámide de Keops, y las espectaculares ciudades que flanquean el río Nilo.
Egipto no es un viaje; hay muchos Egiptos, por lo que el país bien merece ser visitado en varias ocasiones. El itinerario más demandado es, evidentemente, el que incluye unos días en El Cairo para después hacer un crucero por el Nilo, visitando el Valle de los Reyes, y enclaves tan mágicos como Luxor, Karnak o Abu Simbel, entre otros. Pero hay más; lugares como el Sinaí, una maravilla para quienes amamos los desiertos, o los oasis del desierto del Sáhara, al este del Nilo.
Voy a contaros algunas curiosidades sobre este país, un lugar al que vuelvo siempre que puedo, ya sea como guía o como turista.

1 Egipto tiene la estructura de piedra más antigua del mundo

Aunque los monumentos más conocidos de Egipto son las pirámides de la provincia de Gizeh, antes de lograr esa perfección técnica los egipcios construyeron otros monumentos. La pirámide escalonada de Zoser, en Saqqara fue el primero. Fué construida en el 2650 a.C. y sentaría las bases de todas las edificaciones futuras.

2 Su civilización le debe todo al barro

En efecto: la enorme riqueza que adquirió el país, de la cual emanaría el poder de los faraones, se debió a las crecidas anuales del Nilo. Dichas crecidas dejaban una gruesa capa de barro que fertilizaba los campos, produciendo unas cosechas que enriquecían las arcas del faraón.

3 El Nilo se tiñó de sangre, como describe la Biblia

Resulta que cuando reinaba Ramses II, y a causa de una sequía, apareció una alga tóxica que tiñó las aguas de rojo sangre. Un hecho documentado que debió de impresionar a todo el país.

4 Las mujeres gobernaron Egipto con tanto poder como los hombres

Aunque la reina más famosa fue Cleopatra (gracias, además, a la ayuda de Hollywood), hubo otras mujeres con más poder. El ejemplo más importante es el de la fabulosa Hatshepsut, hija de Tutmosis I. También destaca la bella Nefertari, mujer de Ramsés II, de gran inteligencia y visión polítca; de hecho ella gobernaba el país cuando su marido se ausentaba

5 Fue gobernado por 31 dinastías

Durante los 3.000 años que duró la historia de Egipto, llegaron al poder un total de 31 dinastías, entendiendo por dinastía una serie de gobernantes (familiares o no) que se traspasan el poder entre ellos.

6 Las pirámides son un misterio aún hoy en día

A pesar de ser uno de los monumentos más estudiados y analizados del mundo, aun hoy en día siguen encerrando enormes incógnitas sobre su construcción, sobre la función para la que se levantaron, y sobre lo que hay en su interior. Recientemente se aplicó una técnica muy avanzada para sondear por dentro la pirámide de Keops. Se estudió la evolución que los muones, unas partículas interplanetarias, realizan al atravesarla. El resultado, presentado por David Mahon, un físico de la Universidad de Glasgow, confirma la existencia de una gran cámara en el interior, grande como un avión.

7 El trabajo no lo realizaban esclavos

A pesar de lo que nos han contado las películas, el trabajo de construcción de los monumentos no se llevó a cabo por esclavos (aunque sí hubo muchos trabajando). Era el pueblo quien lo realizaba, liderado por profesionales muy preparados. De hecho, debían detener las labores de construcción durante la época de la cosecha, ya que todos debían volver a sus casas para acopiar la comida de su familia.

8  El Nilo fluye de sur a norte

Es muy extraño que el cauce de un río fluya hacia el norte. El Nilo es el caso más llamativo de este fenómeno que todos los guías destacan como algo extraordinario. Bien, es poco habitual, pero no único. Otros ejemplos son el Rhin o el Elba.

9 Los gatos eran sagrados

En el Antiguo Egipto veneraban muchos animales: serpientes, cocodrilos, aves… Pero probablemente el más sagrado era el gato. Matar uno estaba penado con la muerte. En el caso de que el animal muriera por causas naturales, los miembros de la familia se afeitaban las cejas en señal de duelo.

10 La tumba de Tutankamón se cubrió de basura

El hecho fortuito de que el extraordinario tesoro del Faraón Niño, como era conocido Tutankamón, llegara hasta nosotros intacto tiene una explicación sorprendente. Resulta que cuando se construyó la tumba del faraón Ramses IV los materiales de deshecho se lanzaron sobre la entrada de la de Tutankhamon, que está justo debajo. Por ello no fue localizada por los saqueadores, permitiendo a Howard Carter entrar en la tumba, y encontrarse la impresionante imagen del sello de la puerta de acceso intacto. El resto es historia.

Joan Torres

Viatger, blocaire i optimista empedreït. Lector d'amagat i pare a jornada completa. Viajero, blogero y optimista empedernido. Lector a hurtadillas y padre a jornada completa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *